Conciertos para piano

18 01 2017

Ayer recibí un correo del Doctor Allan Ho, quien es catedrático de la Universidad de Illinois y musicólogo especializado en el repertorio para piano. Me preguntaba los años de creación de los conciertos número 2 y número 5, para incluirlos en su registro mundial de repertorio grabado y pedía los movimientos II y III del número 6.
Para mí, que nunca pertenecí a ningún tipo de agrupación o institución musical, que prácticamente no recibí educación académica formal en música, y que ni siquiera me reuno con músicos ni clásicos ni regetoneros (a no ser que los aficionados a la banda en las pachangas cuenten), me resulta halagador y hasta intimidante el hecho de recibir la atención de este personaje, cosa que le agradezco.

Parece que el grupo de conciertos que he escrito va abriéndose camino. Sólo yo sé el esfuerzo que me ha costado.

Dante Amerisi,
Enero de 2017.

image





Concierto para piano No.4

3 01 2017

Hace un par de años, nació el Concierto para piano No.4. De alguna forma, lo celebro como si hubiese aparecido un ser con personalidad propia. Aunque fue como un fortuito accidente. Esto ocurrió así, en diciembre del 2014:

“Soñaba con el tema para un concierto. En mi mente se escuchaba grandioso, como un concierto para piano con orquesta completa, así que debí levantarme a escribirlo. No era mi intención escribir otro concierto para piano, pero ya he comenzado. Esta es la teoría del ahora o nunca: si no lo hago en el momento, se pierde. Lo he llamado Piano within a dream.”

Dante Amerisi

img_20151205_230330.jpg

Concierto para piano y orquesta No.4, por Dante Amerisi
(completo).
Chihuahua, México, 2014-2015.

I.- Primer movimiento
II.- Segundo movimiento
III.- Tercer movimiento





Concierto para piano No.6

15 02 2016

Concierto para piano No.6 (compuesto en el invierno a principios del 2015).

Nace de la música que compuse para el álbum de “¿Quién es Yanni Farina?”, que a su vez, se basa en el libro de poemas homónimo. Sus melodías, armonías y pasajes pianisticos se acomodaron a la forma de concierto casi sin esfuerzo. El primer movimiento me resulta enigmático, a veces juguetón, a veces dramático e incluso hasta romántico. Quizá podría parecer intrincado, pues no está basado en una melodía definida, sino que es un encadenamiento de melodías y pasajes armónicos que sirven de puente entre sí, haciendo coherencia finalmente.
El segundo movimiento es un adagio melancólico, dramático y está lleno de tensión armónica. Lo escribí en honor a Alan Turig, el matemático inglés que ayudó a terminar la segunda guerra mundial al descifrar los mensajes de la máquina Enigma del Ejército Alemán. Incluye redoble de tambor, a diferencia de los otros dos movimientos, lo cual le da un carácter un tanto marcial.
El tercer movimiento proviene de dos piezas de Yanni Farina: “El antifaz”, e “Isabel”. Ambos temas  resultan antagonistas, pues el primero tiene una estructura armónica dramatica y el otro es más lírico y dulce. Casi pudiera decir que  este movimiento se forma de dos pequeños movimientos. Esta es una libertad que he aplicado antes en otros conciertos.
El concierto no.6 surgió casi en su forma definitiva, muy rápido. Y se arraigó en mí de una manera que no imagino en prescindir.

Dante Amerisi

image





Concierto No.1, renovación

1 08 2015

Me senté al piano una calurosa tarde de verano del 2011. Eran tiempos difíciles en muchos sentidos. Eso y el calor me agobiaban en gran manera. Toqué lo primero que se me vino a la mente. Era una pieza que había escrito muchos años atrás, y que aparecía recurrentemente: el tema principal del Concierto para Piano No.1. Me entristecía, pues lo había escrito dos veces y las partituras se habían perdido irremediablemente en cada ocasión. De alguna manera, la música parecía reflejar esa ausencia y un sentimiento de pérdida. En ese momento recordé lo que acababa de decirle a mi musa: “si tú no te rindes, yo tampoco”.
Entonces puse manos a la obra y comencé a escribir por tercera vez el primer concierto para piano. Los motivos principales del concierto están fuertemente arraigados en mi pasado y yo recordaba muy bien cada pasaje, los temas, el desarrollo, las modulaciones, etc. Pero esta vez ella estaba presente, así que, como si fuese un novelista insertando nuevos capítulos a una vieja novela, así introduje temas nuevos en el concierto. Pero mi estilo había cambiado, influenciado por mi musa, así que los nuevos pasajes y desarrollos llevan ese sello inconfundible de Karen que yo puedo distinguir tan fácilmente. Trabajé día y noche y en un par de semanas ya lo tenía escrito otra vez, después de 20 años.
Hoy, esas partes nuevas están integradas de tal manera, que me es imposible pensar en el concierto sin ellas y cuando aparecen, me impregnan de un sentimiento inequívoco de renovación. Sin duda, el Concierto para Piano No.1 es mi ave fénix.

Dante Amerisi. Julio de 2015.
.

image





Soy ateo guadalupano

12 12 2014

Soy ateo guadalupano. La virgen de Guadalupe es un poderoso icono que para mi representa a la mujer mexicana, a la mujer morena producto del mestizaje, como si fuese un lienzo en donde dos pueblos se han fundido de forma violenta para mezclar el color de sus pieles. El mexicano ha elegido este símbolo dándole un lugar preponderante a la mujer, aunque el machismo no permita que la devoción por la imagen divina vaya a la par con el trato hacia las mujeres reales. En la guadalupana glorifica a la mujer que sacrifica en la vida diaria. Aun así, la femineidad permanece como símbolo de todo un pueblo. Quizá en el subconsciente del mexicano, la imagen pintada en el ayate representa más una vulva que una divinidad, pues su forma es muy similar. Entonces el significado cambia, para convertirse en ese lugar del universo femenino desde donde hemos venido al mundo y al que habremos de volver en repetidas ocasiones. Si esta imagen ya de por sí femenina se asocia con la idea de la virginidad, el resultado es un poderoso imán, tal y como sucede en la realidad. El mexicano, acostumbrado a ver la imagen de la virgen en manchas en el suelo o plasmada espontáneamente en objetos naturales o artificiales sabe reconocer esa forma, aunque no lo diga abiertamente. Juega a reconocer a la madre de dios en el lugar más insospechado. Y si extrapolamos la idea de que la madre de dios es la madre del pueblo mexicano, entonces el mexicano se convierte automáticamente en dios. Esta idea rebasa con mucho los perturbadores límites del complejo de Edipo.
Siendo un pintor ateo, quizá bajo estas circunstancias, no podía ser menos guadalupano.

Dante Amerisi. Los retos de la razón.

Vulva femenina

Vulva femenina





Memorias de sacrificio

30 10 2014

“Memorias de Sacrificio”, óleo sobre lienzo (100 x 130 cms). Dante Amerisi

Memories of sacrifice
Souvenirs de sacrifice
Воспоминания о жертве
Memorie di sacrificio
Erinnerungen des Opfers

"Memorias de Sacrificio", óleo sobe lienzo (100x130 cms). Dante Amerisi

                           “Memorias de Sacrificio”, óleo sobe lienzo (100 x 130 cms). Dante Amerisi








A %d blogueros les gusta esto: