Mi independencia y mi fortuna

18 01 2017

Siempre he intentado tener independencia de ideas, apartarme de dogmas e inclusive de grupos y organizaciones. Prefiero esa independencia que me dé libertad de acción y me libere de compromisos. Me acerqué a SIPEA gracias a la personalidad del estimado Maestro Manuel Leyva, pero fuera de ahí, no tengo relación con ningún otro grupo. Me dedico a trabajar en mis propios proyectos y es usual que hable de ellos al iniciarlos, en el proceso, o al terminarlos. Es una manera de comprometerme conmigo mismo. Estoy tan ocupado en mis proyectos, que no me da tiempo para otra cosa. Me interesa crear.
Algunos se preguntarán si realmente los realizo. Cierta alumna me dijo que, cuando platicaba que hacía música de concierto, no me creía. Y vaya que casi me veía a diario, con todo y mis ojeras. Hasta que me dieron el Premio Chihuahua, me creyó.
Igual sucede con mi trabajo en fisicomatemáticas. Mis amigos Rebeca y Mauro Huerta tienen una copia del ensayo sobre los números complejos en la relatividad, porque tuvieron a bien preguntar. Suelo compartir con mi hijo Tomy los hallazgos e ideas nuevas y a veces también lo hago en facebook, o con mis alumnos. Escribo mucho, y diariamente se pueden ver mis publicaciones en la red. Por eso agradezco los espacios en los medios que me han ofrecido personas como Gris Ramos A. en AntenaTv, y Mauro Huerta, en Latitud 45, así como al Doctor Allan Ho, que me ha tomado en cuenta en su registro de música para piano. El apoyo desinteresado de personas como Julio César Rosado y mi hijo Héctor Riveiro en las exposiciones ha sido muy importante; como el apoyo de mi estimado Pepe Guerra para dar mis cursos; o el de Karen Moreno por aguantarme con mis teorías; Alejandra Domínguez por dejarme pintarla tanto; a Esther Campos con su infinita paciencia y comprensión hacia mi música, y a todos aquellos que, aunque no estén muy de acuerdo con mis ideas, me apoyan con su tiempo, afecto y amistad. Soy independiente de grupos y organizaciones, pero no de mis amigos. Esa es mi gran fortuna.

Dante Amerisi

image





Conciertos para piano

18 01 2017

Ayer recibí un correo del Doctor Allan Ho, quien es catedrático de la Universidad de Illinois y musicólogo especializado en el repertorio para piano. Me preguntaba los años de creación de los conciertos número 2 y número 5, para incluirlos en su registro mundial de repertorio grabado y pedía los movimientos II y III del número 6.
Para mí, que nunca pertenecí a ningún tipo de agrupación o institución musical, que prácticamente no recibí educación académica formal en música, y que ni siquiera me reuno con músicos ni clásicos ni regetoneros (a no ser que los aficionados a la banda en las pachangas cuenten), me resulta halagador y hasta intimidante el hecho de recibir la atención de este personaje, cosa que le agradezco.

Parece que el grupo de conciertos que he escrito va abriéndose camino. Sólo yo sé el esfuerzo que me ha costado.

Dante Amerisi,
Enero de 2017.

image





Manzanas y naranjas

12 01 2017

Ciertamente,
hay gente a la que se le tiene
que enseñar con manzanitas.
Luego van al mercado,
y les resulta imposible
contar naranjas.

Dante Amerisi,
Los Retos de la Razón.

image





Lo tangible y verdadero

12 01 2017

Es paradójico que creer en sí mismo produzca frecuentemente
ansiedad y la sensación de inseguridad. No nos han enseñado a creer en nosotros, sino en alguien más, seres o cosas misteriosas, cosas lejanas, que no pueden verse ni tocarse y a los que les debemos nuestro destino.
Craso error, pues nada más tangible y verdadero que nosotros mismos.

Dante Amerisi

image





Concierto para piano No.9

8 01 2017

Escribir un concierto es como iniciar un viaje dentro de una historia, meterse en ella; ser espectador y un poco protagonista. Pero el concierto tiene sus propios personajes, cada uno con su particular carácter y rol, apareciendo una y otra vez de diferentes formas. A veces, el tema que parece épico, se transforma en lírico; el alegre se torna triste y este, a su vez, se vuelve apasionado.
Por eso es importante para mí visualizar esos personajes, que son los motivos que usaré en la composición, como si tuvieran vida propia y cuya intervención cambiará el curso de la historia que será contada con música.
Comencé a escribir el Concierto No.9 mientras estaba completando la investigación sobre la relatividad especial y los números complejos. Mi intención era descansar un poco de los números, tomarme un respiro. Por eso imaginé a la música, como una musa de cabello negro, caminando descalza por un bosque, pisando sobre la hojarasca, escuchando el suave viento pasar entre los árboles y mover sus cabellos. Era importante para mí descansar, y lo hice de esa manera.
Ahora lo retomo para continuar la historia. Me intriga saber lo que aquella musa encontrará, justo ahí, en ese bosque.

Dante Amerisi,
Enero de 2017.

image





Gotas valientes

4 01 2017

Todos los días,
una gota de agua
se separa de una nube,
o de un río, o de un mar,
y se hace independiente
de una gran masa.
Se libera.
A esas pequeñas gotas
no las llamo desertoras,
sino valientes.

Dante Amerisi,
El hombre y su desierto

image





Intelectuales en el poder

3 01 2017

Carlos Fuentes decía: “la fuerza política del intelectual sólo se deja sentir fuera del poder, aunque aun en la oposición es apenas presión relativa, pero que en el poder ya ni siquiera es relativa. ¡Es nula!”

Así es, no hay intelectuales en el poder. Si acaso en la historia habrá habido unos cuantos hombres que fueron educados por intelectuales o genios, incluso. Pero ninguno de ellos alcanzó el reconocimiento como intelectual en el amplio sentido de la palabra. El poder lo ejerce quien sabe ganarse al pueblo, o quien lo usurpa, y el intelectual no sabe, porque no le interesa.
El pueblo nunca elegirá a un intelectual como gobernante, porque no se identifica con él.
Estamos, entonces, destinados a que nos gobiernen intelectos mediocres.

Dante Amerisi.
Los Retos de la Razón

image








A %d blogueros les gusta esto: