Los Garadables

Por Dante Amerisi

Los Garadables ch

Ya estás aquí.
Me alegra mucho que por fin,
después de tanto,
surjas a la superficie, para vivir.

*

Recién me uní a un club que no existía. No lo formé, se formó solo. Quizá pertenecí a él sin saberlo, hasta que lo descubrí. Entonces me di cuenta que sus miembros eran similares a mí. No había muchos, de hecho sólo uno. Quizá dos. ¿O eran dos que parecían uno? No pedí que me incluyeran, pero era inevitable. De esas cosas en la vida que simplemente suceden, sin pensarlo ni planearlo. Y el único requisito era ser un Garadable.

*

Los Garadables caminan entre sueños, deambulan la realidad, pisan el aire con sus alas, emergen de pantanos, sobreviven a la belleza que los esclaviza. No dramatizan, se levantan, hacen, avanzan, sonríen sin percatarse; rompen cadenas, recogen sus cenizas, construyen de la nada; hablan con la verdad, detestan la mentira, ofrendan el alma. Pero, lo más importante, es que su bandera siempre será una amalgama de amor y libertad.

*

Apenas una trémula luz entra por alguna rendija y tú ya saltas de la cama. Tu cuerpo es fuerte. Tú eres fuerte. Eres una maquina biológica casi perfecta que no sabe retroceder. Caminas hacia la cocina y abres el refri. Una cerveza León hace…ojos desde adentro, pero está fría y se requiere que el sol caliente un poco más. ¡Cuántas sutilezas podrían decirse! Pero no dices palabra. Miras hacia afuera por la ventana. Nadie pasa. Estiras los brazos, tu cuello, tus piernas. Decides vestirte, calzas tus tenis, te colocas los lentes oscuros y sales a la calle. La mayoría de la gente duerme aún, y la que pasa por la calle va rumbo al trabajo. Tú no, porque eres diferente y no compartes muchas de esas cosas. Corres y mientras lo haces, pareciera que estás huyendo. Lo piensas por un momento y concluyes que tal vez sí huyes, pero sólo para escapar de una realidad que no quieres que se convierta en destino. Entonces aprietas el paso. Tan fácil que sería aceptar la conformidad, pero no lo haces, porque eres un Garadable.

*

Llegas trayendo recuerdos de otros tiempos. Épocas que parecen no haber terminado nunca. Y aunque hace mucho que mis ojos no tienen la suerte de mirarse en los tuyos, parece que todo hubiera ocurrido ayer. No hay nada que nos afecte más al corazón que el regreso de un amor que jamás dijo adiós.

*

La mujer que pinto ahora, me enamora.
Se queda ahí, mirándome fijamente,
Como si estuviese pendiente de cada trazo de mi pincel,
Guiándome y atormentándome al mismo tiempo.
Nunca la había visto,
Pero hoy que la veo lo hago con detenimiento.
Cada rasgo suyo, cada pestaña,
Cada brillo de sus ojos, cada pliegue en sus labios.
Casi podría decir que no la pinto,
Sino que la acaricio. Y ella se deja.
La mujer que pinto ahora, me enamora.

*

Y es que una musa es esa mujer única, con la magia necesaria para sacar lo mejor de un artista. Es la que mueve y remueve su interior, motivándole a seguir y sacar la fuerza de su creatividad aún hasta en ese último momento, cuando la lucha se pensaba ya perdida.

*

Estar contigo o estar sintigo. Esa es la cuestión.

*

Ya no estás

Mis paredes sostienes con tan sólo tu tacto…
Deslizas tus manos sobre mis texturas,
Cambiándolas, imprimiendo tus huellas,
Dejando tu sello sobre la piel que te anhela.
Y sobre mis campos,
Un rastro que asemeja una vereda
Que no lleva a ninguna parte.
Y a pesar de lo que siento
Me yergo solitario, mirando el horizonte.
Y te llamo, pero tú ya no estás.

*

“La infidelidad que se tolera una vez puede llegar a ser tan cotidiana.”

*

Te percibo tal cual eres, sin poses ni actitudes.
No requieres hacer algo especial para llamar mi atención,
Ni estrategias, ni mensajes velados, ni indirectas.
No te ocultes ni te muestres desinteresada,
o al contrario, no finjas un interés exacerbado,
pues todo eso tiene un efecto contrario, ahuyenta.

Sólo sé tú misma y permanece al alcance,
que un hombre seguro de sí mismo
también buscará una mujer equilibrada.

*

Saldré a caminar y te llevaré conmigo.
La Luna plateada será mi guía.
No temas,
te abrazaré en cada uno de mis pensamientos.

*

El corazón no se detiene a pensar; de hecho no puede detenerse a nada en absoluto.

*

La belleza poética no estriba en reunir palabras bonitas, elevadas o complicadas y estructurarlas en versos, sino en transmitir una verdad de una forma tan sencilla, lógica y amena que nos lleve inevitablemente a aceptarla como tal.

*

“Tú… la constante disyuntiva de mi vida.”

*

No es que el amor muera. Es sólo que a veces lo relegamos a un segundo o tercer término y dejamos de hacerlo nuestra prioridad.

*

No duele esperarte;
lo que duele es no verte,
pues verte es la gracia que se recibe,
aun sin merecerlo.

*

La vida viene y arremete, pero la innegable fuerza de ser un Garadable prevalece.

*

El momento en que deje de contar tus días,
tus ciclos, tus minutos, tus palabras,
tus pestañeos, tus respiraciones,
tus frases,
mi vida quedará vacía.
Y tú quedarás sin mí.

*

Para algunos esa podría haber sido una noche como cualquier otra, pero no para los Garadables. En especial aquella, cuando la Luna llena se alzaba en el cenit y los aullidos de hombres y mujeres lobo se escuchaban por doquier. A lo lejos, el Búho, Guardián del Libro de la Insolitud buscaba las cosas insólitas que sucedían para dejarlas grabadas en sus páginas.

Fue entonces que se escuchó un aleteo. Por un momento, una sombra iba y venía erráticamente por el cielo lleno de Luna, hasta que esa figura alada se detuvo quedando colgada de una rama entre las sombras. Desde la profundidad de la noche, los ojos de otra criatura la miraban con sigilo, sin perderle de vista. Ya se preparaban sus fauces para abrirse, ya comenzaban a flexionarse sus patas para lanzarla sobre el quiróptero cuando, justo en ese momento, algo insólito sucedió…

El abuelo le contaba a su nieto como en su infancia, vagando perdido por una vereda una noche de luna llena, vio algo insólito que no había podido olvidar. Tras un breve resplandor, una criatura del bosque se había transformado en hombre justo ante su mirada. Escondido tras la maleza, vio como las patas de la criatura se transformaban en piernas, sus fauces en una boca humana, sus largas orejas disminuían y el pelo se retraía absorbido por la piel hasta quedar totalmente descubierta. El niño, que escuchaba el relato con los ojos desorbitados, exclamó: “¡Abuelo, eso puede ser sorprendente, pero no es agradable…!”

– Así es, hijo– respondió el abuelo – Es sorprendente, pero no parece agradable. Eso, es un Garadable…

*

Sólo tu mirada llena el espacio,
la distancia que nos separa.

*

En el árbol de navidad de Batman cuelgan murciélagos en lugar de esferas.

*

Las cualidades de dama o de caballero no vienen dadas por la condición socioeconómica o el nivel cultural. Ni siquiera es una cuestión de género. Es una conducta que no obedece a la moral en turno, sino que se anticipa por la nobleza del corazón y conciencia de esa mujer o de ese hombre que saben respetar y darse su lugar como personas honorables.

*

Cuando tus ojos te sirven de máscara, tu interior resulta un misterio.

*

Si hubieses sido vino, habría bebido de ti hasta la última gota.

*

Leyenda Garadable

Un paseante caminaba por el bosque de regreso al campamento. Ya obscurecía, cuando decidió caminar por la orilla del lago. Le gustaba ver el brillo de los últimos rayos del sol sobre el agua. Sin embargo, sucedió algo extraño. Cuando el sol ya se había metido, aún le parecía ver un resplandor en el lago. La Luna llena apenas comenzaba a asomar a lo lejos y no alcanzaba a iluminar el agua, así que se detuvo a observar. “Acércate”, se dijo a sí mismo, y avanzó. “Acércate más”, escuchó en su mente, y tuvo la impresión de que era alguien más quien hablaba. ¿Estaría alucinando?
– No estás alucinando, acércate un poco más…- escuchó dentro de sí, convencido de que alguien más le hablaba, mientras un fuerte escalofrío recorría su cuerpo. Pero continuó, a pesar del miedo y observó con detenimiento hacia lo profundo.
En ese momento, para su asombro, un par de luminosos ojos emergió de las aguas, haciendo evidente un hermoso rostro de mujer con una larga cabellera ensortijada. Estaba petrificado. Quería correr, pero una voz le decía, “No te muevas”. La mujer fue emergiendo mientras los primeros rayos de Luna llena daban sobre su cuerpo. Sus rostros se acercaron hasta casi tocarse. El paseante estaba embelesado ante la hermosa mujer. “Quiero besarla”, pensó. Entonces vio que sus labios se entreabrían y no pudo resistirse a probar su boca. Fue el beso más dulce y seductor que jamás había sentido. Nadie volvió a saber de él. Pero cuentan que quizá la causa de su desaparición tenga que ver con un ser Garadable que dice la leyenda, se transforma en sirena, y que en un beso roba la vida de quienes deambulan por el lago, justo en noches de Luna llena. Nadie ha podido decirlo con certeza.

*

Insólito Decálogo de los 9 Principios Garadables

Primer Principio de la Garadabilidad de los Garadables

Un Garadable jamás trata de agradar. Agrada aunque sea desagradable, cosa que lo tiene sin cuidado. De esta manera adquiere su garadabilidad.

Segundo Principio de Transformación de los Garadables

Todo Garadable debe tener la posibilidad de transformar su naturaleza en algo completamente distinto, un ser con capacidades sorprendentes, casi llevadas al límite.

Tercer Principio del Elixir de los Garadables

Los Garadables deben la fuerza de su transformación a un elixir especial que sólo puede beberse estando rodeado por leones. A veces sólo lo beben por diversión, a la luz de la Luna o hasta sin Luna, pero les es indispensable para mantener su cualidad de Garadables.

Cuarto Principio Misterioso de los Garadables

Es un completo misterio, pero existe como tal. Dicen que sucede al cuarto para las doce, lo cual incrementa el misterio. Al principio se pensaba colocarlo en el tercer lugar, o en el quinto, pero debía ser el cuarto por alguna razón misteriosa.

Quinto Principio Esencial de los Garadables

Es la quintaesencia de la filosofía Garadáblica, que dice en lenguaje Garadinglish: “garadaleones bebedorink latesta madonakary napon ceyogui lalu naloba”. Aún por descifrar…

Sexto Principio de la Velocidad de los Garadables

Un Garadable jamás es estático. No importa en que se muevan, los Garadables siempre llevan una velocidad que es igual a la raíz cuadrada de la suma de los principios multiplicado por los leones del tercer principio y elevado a la potencia marcada por la ecuación misteriosa del cuarto principio Garadable.

Séptimo Principio Inderogable de los Garadables

Ha sido derogado en la última junta, pues para los Garadables no hay nada imposible. Por lo tanto, aunque fue derogado, lo seguimos conservando.

Octavo Principio Impronunciable de los Garadables

Un Garadable jamás, por ninguna razón, y bajo ninguna circunstancia, dirá lo que no debiera decir según lo marca este principio, y que no puedo repetir ya que soy un Garadable.

Noveno Principio de la Insolitud Garadable

Todo suceso importante, frase, dicho, palabreja o malarazón pronunciada por un Garadable que cause un impacto emocional según lo estipula el misterio del Cuarto Principio, será grabado en el Libro de la Insolitud, para posteriores generaciones de Garadables, sin propósito concreto alguno.

Décimo Principio Inexistente de los Garadables

Este principio no existe, ya que son sólo nueve principios, pero era importante aclararlo pues los Garadables tienen fama de ser sumamente específicos y claros, ya que en la junta que tuvo lugar en fecha desconocida en un paraje situado en el horizonte de sucesos del cono de luz futura descrita por Einstein en el apartado B de la Teoría General de la Relatividad Alternativa (jamás publicada por su autor) y que no describe el efecto fotoeléctrico por mera casualidad, sino porque es producto del mismo sistema neuronal que el anterior artículo, en el que se concluyó la posibilidad de que dicho científico, al ser empleado de la oficina de patentes, bien pudo haber recibido una solicitud de patente de la nueva teoría y haber amordazado al autor original (y posteriormente pulverizarlo) para poder darse crédito, aunque no lo tuviera. Junta en la que además, se aprovechó para establecer la inexistencia del décimo principio Garadable de forma categórica. De esta manera, pudo completarse el Insólito Decálogo de los 9 principios Garadables.

*
Garadables Letrero ch

Dante Amerisi © 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: