Mi independencia y mi fortuna

18 01 2017

Siempre he intentado tener independencia de ideas, apartarme de dogmas e inclusive de grupos y organizaciones. Prefiero esa independencia que me dé libertad de acción y me libere de compromisos. Me acerqué a SIPEA gracias a la personalidad del estimado Maestro Manuel Leyva, pero fuera de ahí, no tengo relación con ningún otro grupo. Me dedico a trabajar en mis propios proyectos y es usual que hable de ellos al iniciarlos, en el proceso, o al terminarlos. Es una manera de comprometerme conmigo mismo. Estoy tan ocupado en mis proyectos, que no me da tiempo para otra cosa. Me interesa crear.
Algunos se preguntarán si realmente los realizo. Cierta alumna me dijo que, cuando platicaba que hacía música de concierto, no me creía. Y vaya que casi me veía a diario, con todo y mis ojeras. Hasta que me dieron el Premio Chihuahua, me creyó.
Igual sucede con mi trabajo en fisicomatemáticas. Mis amigos Rebeca y Mauro Huerta tienen una copia del ensayo sobre los números complejos en la relatividad, porque tuvieron a bien preguntar. Suelo compartir con mi hijo Tomy los hallazgos e ideas nuevas y a veces también lo hago en facebook, o con mis alumnos. Escribo mucho, y diariamente se pueden ver mis publicaciones en la red. Por eso agradezco los espacios en los medios que me han ofrecido personas como Gris Ramos A. en AntenaTv, y Mauro Huerta, en Latitud 45, así como al Doctor Allan Ho, que me ha tomado en cuenta en su registro de música para piano. El apoyo desinteresado de personas como Julio César Rosado y mi hijo Héctor Riveiro en las exposiciones ha sido muy importante; como el apoyo de mi estimado Pepe Guerra para dar mis cursos; o el de Karen Moreno por aguantarme con mis teorías; Alejandra Domínguez por dejarme pintarla tanto; a Esther Campos con su infinita paciencia y comprensión hacia mi música, y a todos aquellos que, aunque no estén muy de acuerdo con mis ideas, me apoyan con su tiempo, afecto y amistad. Soy independiente de grupos y organizaciones, pero no de mis amigos. Esa es mi gran fortuna.

Dante Amerisi

image





Manzanas y naranjas

12 01 2017

Ciertamente,
hay gente a la que se le tiene
que enseñar con manzanitas.
Luego van al mercado,
y les resulta imposible
contar naranjas.

Dante Amerisi,
Los Retos de la Razón.

image





Grieg y su concierto para piano

9 01 2017

Edvard Grieg, el compositor noruego, solía escaparse a componer a la campiña, en Ullensvang, en el fiordo de Hardanger. Cuando compuso su concierto en La menor, en 1868, la dueña del hotel le ofreció una cabaña independiente para que trabajara tranquilo. Sin embargo, los lugareños, no acostumbrados a un pianista en el pueblo, lo visitaban constantemente y lo interrumpían. Desesperado, Grieg decidió mover la cabaña a un lugar más aislado, para lo que solicitó trabajadores. Pero nadie acudió. Entonces, la dueña del Hotel le sugirió mandar hacer cerveza, y ella misma cocinó bocadillos, organizó una fiesta a la que fue mucha gente, y entre todos, movieron la cabaña al nuevo lugar.
Ahí, Grieg pudo escribir su concierto, el único que completó, y que finalmente se convirtió en una de las obras favoritas para piano en el mundo.

Dante Amerisi.

image





Intelectuales en el poder

3 01 2017

Carlos Fuentes decía: “la fuerza política del intelectual sólo se deja sentir fuera del poder, aunque aun en la oposición es apenas presión relativa, pero que en el poder ya ni siquiera es relativa. ¡Es nula!”

Así es, no hay intelectuales en el poder. Si acaso en la historia habrá habido unos cuantos hombres que fueron educados por intelectuales o genios, incluso. Pero ninguno de ellos alcanzó el reconocimiento como intelectual en el amplio sentido de la palabra. El poder lo ejerce quien sabe ganarse al pueblo, o quien lo usurpa, y el intelectual no sabe, porque no le interesa.
El pueblo nunca elegirá a un intelectual como gobernante, porque no se identifica con él.
Estamos, entonces, destinados a que nos gobiernen intelectos mediocres.

Dante Amerisi.
Los Retos de la Razón

image





No somos una fecha en el calendario

31 12 2016

En fin de año es usual recibir consejos sobre cerrar ciclos y prepararse para abrir nuevos, junto con una nueva lista de propósitos. Te urgen a actuar “ahora sí, este año”. Yo creo que es bueno cerrar ciclos y comenzar nuevos, pero únicamente cuando sea el tiempo adecuado para hacerlo. No veo por qué debe ser necesariamente en estas fechas. Quizá actividades que tienen un calendario anual muy específico lo requieran, aunque casi todas se relacionan con instituciones burocráticas. Nosotros, como individuos únicos que somos, no podemos ajustar nuestros ciclos personales a una fecha en concreto, a menos que lo hayamos decidido así de forma arbitraria. Todo ciclo tiene sus propias circunstancias y tendrá su adecuado momento para caducar. Lo mismo para iniciar un nuevo proyecto, las condiciones marcan el inicio propicio, no las fechas.
No somos una fecha en el calendario. Así que no te presiones; cierra y abre ciclos cuando debas y tengas las condiciones para hacerlo. Pero cuando lo hagas, hazlo bien y con decisión. El momento justo llegará en cada caso. Relájate y celebra la llegada del año nuevo como la fiesta que es.

Dante Amerisi,
Los Retos de la Razón.

image





El otro día alguien me mató

28 12 2016

El otro día alguien me mató.
En comentarios de una publicación que hice en Los Retos de la Razón, alguien argumentaba: “Posiblemente Dante Amerisi haya hecho muchas cosas buenas, pero ya murió y ya no puede conocer nuestra realidad actual.”
Yo no supe que más hacer, más que reír. Ni siquiera me atreví a desmentir al tipo.

Dante Amerisi
Diciembre de 2016

image





La maestría

8 12 2016

Sólo el principiante cree que no cometerá errores. Pero la maestría, es esa capacidad para evaluarse a sí mismo, para reconocer los errores propios y corregirlos a tiempo.

Dante Amerisi

image








A %d blogueros les gusta esto: